De la prosperidad a los escombros (cubanet.org)
Quien hoy recorra La Habana derruida, oscura, sucia y llenas de baches, no podrá imaginarse cuán animada y llena de vida era hace 50 años